Décimo aniversario de los Canjes de Deuda por Naturaleza entre los Estados Unidos y Costa Rica

Remarks by CDA Matthewman Tropical Forest Conservation Act Debt-for- Nature Swap 10 th Anniversary Event

San José, 11 de setiembre de 2017

Palabras de la Encargada de Negocios, Robin Matthewman

Sr. Edgar Gutierrez, Ministro de Ambiente y Energía

Sra. Lesbia Sevilla, Presidenta del Comité de Supervisión del Primer Canje de Deuda

Sra. Zdenka Piskulich, Directora Ejecutiva de Costa Rica Por Siempre Amigos y Amigas Buenas tardes.

Es un gran honor para mí unirme a ustedes en esta importante ocasión, para celebrar el décimo aniversario de los Canjes de Deuda por Naturaleza entre los Estados Unidos y Costa Rica, establecidos bajo la Ley de Conservación de los Bosques Tropicales de los Estados Unidos (TFCA, por sus siglas en inglés).

Estamos muy orgullosos del éxito de este programa aquí en Costa Rica. Sólo catorce países en todo el mundo tienen acuerdos de canje de deuda por naturaleza con Estados Unidos. Sólo cinco de ellos, incluyendo Costa Rica, tienen más de un programa. Con un valor de 52 millones de dólares, Costa Rica tiene el segundo programa de canje de deuda por naturaleza más grande del mundo, justo detrás de Indonesia. No es una coincidencia. Desde el principio, hemos creído en el compromiso de Costa Rica de proteger sus abundantes recursos naturales.Podemos ver por los resultados que fue la decisión correcta.

En sus diez años de existencia, el programa de canje de deuda por naturaleza ha invertido más de un millón de dólares anualmente en la conservación de bosques. El resultado ha sido una impresionante expansión de áreas protegidas y el uso sostenibles de los bosques tropicales. Yo serví por primera vez en Costa Rica en la década de 1980, y fui testigo de los estragos de la deforestación generalizada. En parte gracias a estos canjes de deuda por naturaleza, Costa Rica se convirtió en el primer país tropical del mundo en revertir el proceso de deforestación, aumentando la cobertura forestal del 26% en 1983 al 52% en la actualidad. Este es un logro importante, del que todos podemos estar orgullosos.

Los canjes invierten recursos significativamente en proyectos administrados por ONGs. A través de estas asociaciones, hemos asegurado la conservación de casi 800.000 (ochocientas mil) hectáreas de bosque tropical en Costa Rica, así como la reforestación adicional a través de la plantación de más de 60.000 (seiscientos mil) árboles. Los canjes han ayudado al Sistema Nacional de Áreas de Conservación, SINAC, a mejorar la gestión y sostenibilidad de áreas protegidas y a desarrollar sus planes de adaptación al cambio climático. También se ha financiado la compra de 217 hectáreas adicionales de propiedad para ampliar el Área de Conservación Guanacaste.

Hoy hemos escuchado muchos ejemplos de los éxitos de los canjes de deuda por naturaleza. Otros ejemplos de éxitos incluyen un programa de educación ambiental que la Fundación Corcovado y la Fundación Neotrópica hicieron con la Escuela Agujitas en Osa, la liberación de decenas de lapas verdes por parte del Proyecto Ara en el Caribe Sur y el financiamiento para mejorar las habilidades y equipos de un cuerpo de bomberos forestales en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Chirripó, zona especialmente propensa a los incendios forestales.

Estamos particularmente orgullosos de la forma en que los socios del canje han trabajado en estrecha coordinación con las comunidades locales que viven en los alrededores de estas áreas protegidas. Estos programas han asegurado con éxito que miembros de las comunidades locales puedan acceder a medios de vida sostenibles de maneras que contribuyan y refuercen mutuamente los esfuerzos de conservación. Un gran ejemplo es el trabajo del Centro Científico Tropical con la comunidad local de Maquenque para comercializar de manera sostenible la producción de nueces de almendros de montaña. Este proyecto asegura un flujo de ingresos a las comunidades locales mientras simultáneamente preserva el hábitat de la lapa verde que se encuentra en peligro de extinción.

Quiero expresar nuestro agradecimiento y apoyo especial al SINAC y al MINAE, a The Nature Conservancy, a Conservation International, a la Organización de Estudios Tropicales, a Earth University, a Costa Rica por Siempre ya todos los implementadores y socios de los proyectos por trabajar incansablemente para asegurar que en Costa Rica los bosques estén protegidos. Nos complace haber contribuido a los nobles esfuerzos de Costa Rica para revertir con éxito la deforestación y desarrollar nuevos métodos innovadores para la conservación de los bosques. Los impactos positivos del programa de canje de deuda por naturaleza en Costa Rica han superado las expectativas de todos. Una gran parte de esta historia de éxito es cómo estos acuerdos han fortalecido las instituciones -tanto gubernamentales como no gubernamentales- que garantizan la conservación de los bosques.

Dada su trayectoria con el segundo canje, estamos encantados de que Costa Rica por Siempre se haya convertido en el nuevo administrador de primer canje y hoy lanza una nueva convocatoria de propuestas. Queremos alentar especialmente a los pequeños grupos comunitarios y organizaciones medioambientales a examinar las oportunidades disponibles y desarrollar y presentar sus propias propuestas innovadoras. Esperamos poder compartir sus historias dentro de diez años, en el vigésimo aniversario de los canjes de deuda por naturaleza en Costa Rica.

Muchas gracias.