El Embajador Haney visita la zona sur

Ambassador Haney Visits to the Southern Zone

El Embajador de Estados Unidos, S. Fitzgerald Haney, viajó a la zona sur del país del 3 al 6 de abril, donde visitó el Parque Nacional de Corcovado, el Colegio Técnico Profesional de Puerto Jiménez y sus estudiantes de inglés auspiciados por el gobierno estadounidense y el Museo Arqueológico en Finca 6, un patrimonio de la humanidad que el embajador siempre había querido visitar.

El Embajador Haney vio el compromiso de Costa Rica con la protección del ambiente durante su visita al Parque Nacional Corcovado, donde conoció más sobre la importancia y fragilidad de sus ecosistemas en uno de los lugares más biodiversos del planeta. Luego el Embajador Haney se reunió con el Cuerpo de Paz, Canchas para los Niños y voluntarios de la comunidad para la construcción de una cancha multiuso en La Palma. En Puerto Jiménez visitó el Colegio Técnico Profesional de Puerto Jiménez, donde compartió con estudiantes del programa de inglés Access que la embajada patrocina. Este programa brinda a los estudiantes la oportunidad de mejorar su vocabulario de inglés y construir experiencia que les pueda ayudar a encontrar un trabajo en la economía local.

Estados Unidos trabaja de manera estrecha con sus aliados costarricenses para mejorar la seguridad en la región. En Golfito, el Embajador Haney visitó a los oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas y su nueva estación, donada por el gobierno estadounidense y que pronto iniciará operaciones.

La gira del Embajador Haney finalizó con la visita a Finca 6, hogar de las esferas arqueológicas precolombinas, sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO y donde tuvo un tour privado dirigido por el arqueólogo Francisco Corrales, quien fue becado del Programa Humphrey del gobierno estadounidense, y por Jaison Bartels, director de Finca 6 y exbecado del Programa de Visitantes Internacionales de Estados Unidos. Previo al tour, el Embajador Haney se reunió con diez jóvenes que participan en el programa auspiciado también por el gobierno estadounidense Soy cambio-UNESCO, administrado por la Fundación Monge en colaboración con UNESCO. Este programa está dirigido a 50 estudiantes de colegio de Osa y Buenos Aires, para que desarrollen sus capacidades en el idioma inglés, liderazgo y espíritu empresarial, incrementar el perfil laboral de los graduandos y prevenir el uso de drogas. Además, el proyecto conjunto integra habilidades para cuidar el territorio patrimonial como parte de los principios de UNESCO para involucrar a la comunidad cuando un sitio es declarado patrimonio.