Estudiantes y profesores reciben suministros para su regreso a las aulas

El Programa de Asistencia Humanitaria de la Oficina del Representante de Defensa, la Oficina de Asistencia Humanitaria de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) de la Embajada de Estados Unidos y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) tienden sus manos a los estudiantes y profesores de Costa Rica para que, cuando regresen a las aulas, cuenten con suministros de higiene personal.

Almirante Craig Faller, Comandante del Comando Sur de Estados Unidos
Almirante Craig Faller, Comandante del Comando Sur de Estados Unidos

Para la donación de miles de galones de desinfectante, jabón líquido, alcohol en gel, termómetros digitales y dispensadores de alcohol en gel, se contó con la presencia del Almirante Craig Faller, Comandante del Comando Sur de Estados Unidos, ente gestor del Programa de Asistencia Humanitaria.

“Desde que la crisis del Covid-19 inició, el Comando Sur de Estados Unidos ha financiado más de 18 millones de dólares en proyectos del Programa de Asistencia Humanitaria en 28 países de la región. En Costa Rica se han concretado 37 proyectos, para un total de dos millones cien mil dólares e incluyen tres unidades médicas móviles para apoyar la atención del Covid. Como vecinos, estamos en esto juntos y juntos prevaleceremos contra esta pandemia”, enfatizó el Almirante Faller.

Por su parte, la Embajadora de Estados Unidos, Sharon Day, aseveró que la “continua donación de equipo por parte de varias agencias del gobierno de Estados Unidos en tiempos de pandemia demuestra cuánto valoramos nuestra relación y colaboración de larga data con Costa Rica. La reapertura de las escuelas implica tomar medidas especiales para proteger a los niños, maestros y familias y con esta donación damos el primer paso preventivo para el regreso a las clases presenciales. Juntos superaremos esta pandemia”.

El Ministerio de Educación Pública agradeció la donación de suministros para la protección de los estudiantes contra el Covid-19 y la campaña de comunicación “Aprendo en casa” que UNICEF desarrollará para zonas indígenas y estudiantes con algún tipo de discapacidad.

El valor total de estas donaciones es de un millón doscientos veintidós mil dólares.