Estados Unidos apoya la estrategia de seguridad costarricense (22 de agosto de 2016)

San José, 22 de agosto de 2016

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama y el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís se reunieron en la Casa Blanca y abordaron temas seguridad y cooperación entre ambas naciones (WhiteHouse)
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama y el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís se reunieron en la Casa Blanca y abordaron temas seguridad y cooperación entre ambas naciones (WhiteHouse)

Presidente Obama y Vicepresidente Biden recibieron al Presidente Solís en la Casa Blanca

Estados Unidos y Costa Rica han sido socios estratégicos y operativos cercanos por larga data, en una impresionante gama de actividades de seguridad y cooperación.

Estados Unidos considera este apoyo parte de nuestro trabajo integral con el país y sus fuerzas de seguridad. Como buenos socios en la lucha contra crimen transnacional, trabajamos para equipar y capacitar a las autoridades de Costa Rica y creemos que nuestros esfuerzos conjuntos tendrán como resultado una transformación de las capacidades costarricenses. De esta manera se aseguran las fronteras costarricenses y se crean comunidades más seguras, optimizando la seguridad a la vez que se abordan las causas subyacentes de la violencia.

La asistencia estadounidense se enfoca en bloquear a las organizaciones criminales transnacionales para que no penetren en la sociedad costarricense; en reducir la marea de drogas que transitan Costa Rica en ruta hacia Estados Unidos; y en trabajar con el gobierno y la sociedad civil en programas de prevención.

El Vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden se reunió con el Presidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís (Casa Presidencial de Costa Rica)
El Vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden se reunió con el Presidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís (Casa Presidencial de Costa Rica)

Fronteras seguras: con el fin de apoyar a los cuerpos policiales costarricenses para que patrullen de manera eficiente el territorio del país, sus aguas y espacio aéreo, trabajamos juntos para incrementar las capacidades del Servicio de Guardacostas de Costa Rica, el Servicio de Vigilancia Aérea y la Policía de Fronteras, con el fin de fortalecer estas organizaciones con:

  • Dos embarcaciones patrulleras de 110 pies cuya base de operaciones estará en el Pacífico. Esta es la mayor inversión del Gobierno de Estados Unidos (valoradas entre $25 y $30 millones) para la seguridad de Costa Rica en el largo plazo. Incluye extensa capacitación para la tripulación de Guardacostas de Costa Rica y un paquete de mantenimiento de dos años para las embarcaciones. Llegan a Costa Rica en el segundo semestre del 2017.
  • Una donación de dos aviones de carga C-145 ($20 – $25 millones).
  • Embarcaciones adicionales: una de 45 pies; dos interceptoras de 38 pies y barcos fluviales de 19,5 pies.
  • Intercambio continuo de información cuyo resultado ha sido grandes incautaciones marítimas de drogas.
  • Estación de guardacostas y muelle en Golfito.
  • Remodelación del avión King Air ($1 millón) de Vigilancia Aérea.
  • Equipo para fortalecer la capacidad de Vigilancia Aérea de realizar operativos marítimos antinarcóticos durante 24 las horas del día junto con Guardacostas.
  • Construcción de un hangar y centro de operaciones para Vigilancia Aérea en Coto 47, Ciudad Neily.
  • • Construcción del puesto de control Kilómetro 35, clave por su cercanía con la frontera sur con Panamá.
  • Equipo biométrico para la identificación de migrantes indocumentados en el campo. Equipo y capacitación de la Policía de Fronteras para sus brigadas de inspección móvil.
  • Donación de tiendas de campaña para más de 2.400 personas, camas plegables y frazadas para casos de atención de desastres, migración y la Policía de Fronteras.

 

Cumplimiento de la ley, sector judicial y correccionales: trabajamos juntos para fortalecer la capacidad de la policía para enfrentar el crimen organizado, realizar investigaciones eficaces y enjuiciamiento de criminales y un sistema moderno de correccionales.

  • La embajada apoya esfuerzos para la creación de una unidad de Crimen Organizado para el Organismo de Investigación Judicial (OIJ). Asesoría y equipo necesario para lograr esta meta.
  • Tres vehículos blindados para la Fuerza Pública, la Unidad Especial de Intervención y el OIJ.
  • Campos de tiro al blanco virtuales, diseñados para la Fuerza Pública (2), Policía de Fronteras, Escuela de Policía y Guardacostas.
  • Donaciones a la Unidad Canina de la Policía Penitenciaria ($350 mil), ejemplo de excelencia en la región.
  • Equipo de comunicación ($40 mil) para mejorar la seguridad de los guardaparques y visitantes del Parque Nacional Corcovado.
  • Apoyo a las víctimas de asalto sexual: 450 funcionarios capacitados y equipo proporcionado para crear los Equipos de Respuesta de Asalto Sexual. Donación de mil paquetes de higiene para las víctimas de asalto sexual.
  • Equipo y capacitación para el programa Justicia Restaurativa Penal Juvenil, con el fin de reintegrar a los jóvenes en conflicto con la ley a la sociedad.
  • Asesores y equipo para el laboratorio forense, para conseguir la acreditación internacional.
  • Apoyo para combatir la trata de personas: financiamiento para la Fundación Rahab con el objetivo de atender victimas de trata de personas en la zona norte y educar a funcionarios públicos y la población.

Comunidades y prevención: proporcionar formación, equipo, programas, donaciones y asistencia técnica para mejorar los resultados para los jóvenes en situaciones de riesgo, prevenir el uso de drogas y la participación de los jóvenes en crímenes y pandillas; y la creación de relaciones positivas entre las comunidades y la policía.

  • La Iniciativa Centroamérica de Seguridad Regional (CARSI, por su siglas en inglés) financia 14 becas de dos años ($2,2 millones) que benefician 2.431 jóvenes en situaciones de riesgo y brindarles habilidades laborales, liderazgo, espíritu empresarial. El año que viene, financiamiento de proyectos por $1,57 millones más.
  • El Departamento de Trabajo de Estados Unidos otorgará este año una donación de $3 millones –para los próximos cuatro años- para mejorar la capacidad de Costa Rica de ofrecer programas de formación en sitios laborales para jóvenes en situaciones de riesgo.
  • Programa con Acción Joven (financiamiento de $460 mil) para prevenir la deserción escolar y abuso de drogas en jóvenes en Puntarenas y Limón.
  • Bajo el programa Educación y Capacitación en Resistencia a las Pandillas (GREAT, por sus siglas en inglés) en Costa Rica ($200 mil): capacitación para oficiales de policía y donación de equipo. La policía graduó a 3.000 niños en el 2015 y se pretende educar 8.000 en el 2016. Trabajamos para expandir el programa que ya está en toda Costa Rica.
  • Con el Ministerio de Educación Pública, la creación de un nuevo plan de estudios de inglés, con el que se desarrollan habilidades que darán mejores oportunidades para la juventud costarricense.
  • Por medio de los programas de becas English Access Microscholarship ($571 mil) ya se ha enseñado el idioma inglés a cerca de 500 estudiantes de colegio en los últimos tres años.
  • • Donación a Fundación MarViva ($350 mil) para organizar pequeñas comunidades en el Golfo de Nicoya e incrementar la seguridad y conocimiento de las tendencias criminales y reforzar conexiones con las autoridades gubernamentales y policiales.